Brillante surrealismo.
El sexteto sevillano tiene una propuesta tan difícil de definir que lo mejor es disfrutarla en un disco o en un concierto como el que darán en el próximo SanSan. Aunque se pueden apuntar algunos ingredientes de su fórmula: rock andaluz, psicodelia y originalidad.

En su disco homónimo, -Derby Motoreta’s Burrito Kachimba-, sus canciones suenan a ‘kinkidelia’, un estilo propio que nace de la fusión de esa psicodelia con lo quinqui. Personalidad arrolladora que desfilará por nuestro próximo SanSan.