Libertad. Algo completamente nuevo y diferente es lo que ofrece la artista vasca, Ana Fernández-Villaverde, La Bien Querida, en cada disco. El último se llama ‘Fuego’, en donde funde pasiones, amor e intuición. A nivel instrumental, hay un poco de todo lo que nos había mostrado a lo largo de su carrera y mucho más: de lo castizo a la fusión tropical o al pop electrónico y el folk. Sus nuevas letras dibujan un universo propio con una melancolía “positiva” que reivindica el placer y la libertad. Si el disco promete sorpresas, ¿cómo será su directo? Lo comprobaremos en el festival.